1 de noviembre de 2010

Convivencia

Lo que se puede conocer a una persona cuando convives con ella.
He estado durante 3 semanas viviendo con 4 amigas y que decir, se han portado genial por el favor que me han hecho y son 4 chicas con las que me llevo bien, pero he podido conocer aspectos que desconocía de ellas. Está el tópico de que los chicos somos unos guarros, unos desordenados, unos despreocupados, pero como se suele decir: ''no puedes meter a todo el mundo en un mismo bote''. Quizás sea un error escribir esto por posibles represalias si lo llegaran a ver, pero bueno antes este blog tenía claramente y públicamente un nombre y he querido cambiar eso para poder llevar el blog a un ámbito más personal sin que me caigan piedras en la cabeza, aunque hay conocidos que ya saben de él y pueden verlo, pero no son gente que me preocupen.
Bueno, volviendo al tema, esa casa era un caos, un desorden inimaginable; libros por cualquier lado, ropa tirada en cualquier habitación, mierda por un tubo, (que como te sentaras en el suelo, ese pantalón ya podías tirarlo a lavar) entre otras cosas y la cocina.. pff
La cocina era impresionante lo sucia que estaba, el suelo era de otro color, la vitrocerámica llena de grasa, el mármol sucio de cojones y lleno de agua porque el fregadero en mi opinión es una pedazo de mierda (que quite una bandeja donde se secaban los platos y olía a esas típicas bombas fétidas que vendían en tiendecitas ambulantes en fiestas) y los ''cacharros''; sartenes, platos y demás por ahí todo escampado y lo mejor de todo es que disponen de fregaplatos. Aunque, ya no es eso, que por no fregar metían hasta sartenes y cazos pegados en el fregaplatos no dejando hueco a las demás cosas. En fin, desastroso.
Hablemos de las chicas, una era una señorita, no era capaz de fregar nada porque dice que ella eso no lo hace en su casa y que le da mucho asco, otra es una pedazo de perra que llega a su casa y no es capaz de dejar sus cosas en la habitación, ni siquiera de ir a cambiarse los zapatos allí o cambiarse los calcetines después de un día haciendo ejercicio, por no decir los eructos que se tira la tia, que joder.. puedo entender que tengas malestar o ganas y lo hagas en ciertas ocasiones, pero es que eso era ya vicio... Y de las otras dos, no tengo mucho que decir la verdad, una de ellas tiene un mal vicio de dejarse los platos con los que ha comido incluso todo el día y parte del siguiente (aunque las 2 anteriores también lo hacen) y la otra la verdad es que salvo ponerme enfermo en ciertas ocasiones, no puedo decir nada malo de ella, será toda la broma que quieras porque somos amigos y tal, pero uno no es de piedra y porque tiene novio y respeto mucho ya que a mí también me gusta que me respeten, encima ya tuve mis roces con ella justo antes de echarse novio... y eso de que fuera sin sujetador pfff..
En fin, ha sido una convivencia a veces problemática con una de ellas, pero es que la chica es así con las demás también, pero por el bien de mi culo he aguantado ciertas cosas que no consentiría por poca cosa que pueda ser, pero bueno acabamos bien, yo cumpliendo un poco como señorito de la limpieza, una porque no puedo vivir en ese caos y dos a cambio de quedarme, pues que menos.

Después de eso he estado 1 semana con 2 amigos.. y sí, uno de ellos también es algo dejado, pero menuda comparación xD

Chicas no os enfadéis, como digo no se puede meter a todo el mundo en un mismo bote :P Y no es bonito quejarse cuando te han hecho un favor, pero no pretendo que esto sea una queja sino una historia más de una situación no habitual :P De cierta manera he conectado más con ellas :)
Un saludo! y vuelvo a estar por aquí :) de momento..

4 Comentarios:

Vir dijo...

Hola Spike! Me alegro mucho de que estés de vuelta y no te preocupes con estar al día en mi blog que entiendo que leerse un montón de post de historia es un coñazo!
Qué bueno tu post sabes a qué me ha recordado? al capítulo del domingo pasado de Aida, el pobre Fidel viviendo con la pueblerina y la pastillera, fue muy divertido.
Yo he compartido piso porque hace unos años me parecía algo "guay" y ni loca repito experiencia, es superior a mis fuerzas por todo.
Un besote!! :-)

Spike dijo...

Hola Vir! Se os echaba de menos ya! :D Tranquila que por lo menos los temas que más me inquieten si que los leeré como el de Alejandro Magno que aún está pendiente desde que me fui. La historia no es aburrida si te interesa saber acerca del mundo y además tú tienes una forma muy buena de contarla :)

Desaparezco unos días más :S pero prometo volver :P

Muackss!

Mr. Rific dijo...

Yo recuerdo una vez cuando tenía 15 años que fui una mañana de sábado a la casa de una compañera del insti a que me pasase unos apuntes que necesitaba urgentemente.

Me abrió en pijama y bata, me metió en su cuarto para dármelos y aquella ha sido (todavía hoy) la mayor leonera que he visto en mi vida... todo patas arriba y un olor indescriptible.

Y la veías en clase y parecía una princesita de Boston, jeje

En fin, que el sanbenito de cochinos siempre lo llevaremos nosotros los varones, snif

neko dijo...

Lei este post hace días pero no tengo tiempo ni para respirar...

Que sí, que los tios por lo general son mas guarretes, pero cuando encuentras una tia guarra guarra no le gana ningùn tio.
Nunca he vivido con compañeros de piso, pero si ya tengo problemas con mi novio creo que no soportaría demasiado tiempo una situaciòn así.

A su favor, el ser un guarro y buena persona, no están reñidos :)